¿Te quieres Constelar?

Como prepararse para un Taller de Constelaciones

Tomado del Blog Equilibrio de la Energía

 Si tiene interés en asistir a un taller de Constelación Familiar bien a constelarse o como representante lo recomendable es seguir ciertas recomendaciones para que todo salga bien. Los temas tratados en una sesión de esta índole serán confidenciales tanto para el terapeuta como para los asistentes al taller.

La persona que asista a un taller de constelaciones grupales, bien sea porque va a constelarse o bien porque estará como observador, en la medida de lo posible debe tratar de estar descansado con una mente clara, cuerpo relajado y es recomendable controlar las expectativas.

Los presentes en una constelación grupal siempre se beneficiarán tanto si son representantes o si deciden sentarse en el círculo de personas que sostienen la constelación. Si usted va a constelarse observe el estilo del terapeuta para asegurarse de que se sentirá bastante cómodo de que él o ella pueda facilitar su propia constelación. Para algunas personas este paso puede exigir la asistencia a uno o dos talleres previos antes de tomar la decisión de constelarse.

El terapeuta guía la constelación y quienes representan roles se dejan llevar por la energía. Si hace su propia constelación, es bueno prepararse para contenerla silenciosamente dentro de usted mismo. Una vez realizada la constelación y haber mirado parte de la historia familiar lo recomendable es no comentar los detalles ni el desenlace con nadie, ya sea durante el taller mismo, o con la familia y amigos en los días siguientes. De hacerlo restara energía al movimiento realizado.

Ser un representante no implica actuar ningún papel como actor o actriz. Al contrario, es colocarse en el lugar de otra persona.

Como representante relate o entregue la información, cuando el terapeuta lo pida, fijándose sencillamente en las sensaciones, sentimientos e impulsos que surjan dentro de usted. Es buena idea empezar con sensaciones físicas. No existe lo correcto o incorrecto. Relate sus propias experiencias.

Resista la urgencia de inventar finales felices. Es el trabajo del facilitador trabajar hacia una resolución. El proceso es mucho más efectivo si los representes mantienen su integridad.

Preparándose para su propia constelación.

Cualquier pregunta o preocupación que se lleve a una constelación deberá ser sobre un problema, o una situación seria para usted. Una constelación fundada en un asunto trivial tiene poca energía y es poco probable que le ayude.

Preguntas más claras llegan a mejores resultados.

En vez de decir “Yo quiero sentirme más feliz con mis hermanos.”

Es mejor decir “Quiero comportarme de tal manera que haya más comodidad entre nosotros.”

Puesto en estos términos, la pregunta le permite a usted adueñarse de la situación y su contribución con más poder y responsabilidad. Esto usualmente lleva a una constelación más beneficiosa.

Para hacer una constelación, reflexione acerca de la historia de su familia.

Es útil saber los hechos básicos de su familia. Es decir, quien tenía destinos especiales como morir joven o tener enfermedades crónicas y serias, o inmigración. También es bueno pensar quién pertenece a su sistema familiar. Esta información puede ser útil si decide hacer su propia constelación. Pero no se llene de ansiedad para hallar todos estos hechos. A menudo necesitamos sola una parte de esta información para hacer una constelación.

La atención de los detalles es necesaria para conocer el origen de las situaciones que afectan la vida de las personas.

Las personas que pertenecen al sistema de la familia, incluido aquellos a menudo olvidados.

Los hijos, incluyendo aquellos que nacieron muertos y los que murieron jóvenes.

Los hermanos, incluyendo aquellos que nacieron muertos y los que murieron jóvenes.

Los padres y sus hermanos incluyendo aquellos que nacieron muertos y los que murieron jóvenes.

Los abuelos

A veces algunos de los bisabuelos y ocasionalmente antepasados más lejanos.

Toda la gente – y esto es lo más importante – que dejaron paso a una ventaja o beneficio para los miembros de la familia ya mencionados. En particular esto puede incluir compañeros/ amantes/ novios anteriores de padres y abuelos; y también gente cuya muerte o mala suerte dio una ventaja a la familia. Las víctimas de violencia o personas asesinadas por miembros de la familia. A veces personas que han rescatado a miembros de la familia de la muerte.