Honrar a la vida

Honrar la vida y a tu historia familiar para conocer tu destino

El segundo orden de los mandamientos de la Iglesia es Honrar a los padres. Este mandato se repite en casi todas las culturas, y no es otra cosa que honrar la historia de dónde vengo, honrar la vida que me han dado, darle un lugar en el libro de mi historia y saber que de mis ancestros yo vengo.

Muchas veces olvidamos lo sagrado del regalo que nos dieron nuestros padres, resulta obvia la vida, y en el devenir diario a veces hasta olvidamos que es estar vivo.

La historia del encuentro de los padres, pertenece a un ámbito que no es de la incumbencia de los hijos. Por lo tanto, el mayor legado y herencia que ellos nos ofrecen es precisamente el legado de la vida. Seguramente si en este momento usted se detiene, toma dos respiraciones y siente su cuerpo, sentirá una sensación maravillosa. Con esta simple acción, estará comenzando a honrar la vida que tu historia familiar te ha dado.

Cuando existe un desorden en el sistema familiar, los hijos tomamos partido por alguno de los padres, dejando excluido al otro miembro de la pareja. Esta dinámica hace que el niño se sienta grande y crea que es más que mamá o papá. Desde esa posición es imposible la honra a los padres, es por ello que honrar la vida pasa por el tamiz del orden del sistema familiar.

Desde las Constelaciones Familiares, reverenciar a los padres, comprendiendo que ellos son los grandes y llegaron primeros, y que los hijos ante ellos somos pequeños, representa un acto de rendición a la vida tal cual me fue dada. Cada vez que asentimos a la vida y a la historia de los padres tal cual fue, algo dentro de nosotros se calma y se ordena. La vida toma fuerza cuando reconozco la forma en que escogió para llegar. Esta reverencia a la cual se refiere las Constelaciones Familiares, no es un simple bajar la cabeza, es algo que va más allá, es asumir las riendas de nuestra vida, sabiendo que soy sostenido por mis ancestros, conocer mi historia y devolver a cada miembro del sistema familiar su dignidad.

Hacer algo bueno con la vida que me dieron y ser Felices es la mejor Honra que hacemos para tomar este regalo maravilloso que nos fue dado.

Te invito a conectarte con esta declaración de Amor que permite ordenar, liberar y honrar la vida que te fue dada:

“Papá/mamá, gracias por darme la vida, la tomo toda, tal cual ustedes me la entregaron. Ahora sé que ustedes son los grandes y yo soy el pequeño(a). Los reconozco como mis verdaderos padres, por favor tómenme como su hijo(a). Ustedes dan y yo recibo y así está bien para mí. Reconozco el maravilloso regalo que he recibido de ustedes y en su nombre haré algo bueno con ello. Papá/mamá, la vida me llama y quiero ir, honro sus historias y las dejo con ustedes, sé que con su legado puedo hacerlo diferente y quiero hacerlo diferente, y transmitir la vida como ustedes lo hicieron, con un hijo o un proyecto, así los honro y la vida continúa. Por favor bendíganme siempre y soplen mi espalda para ir hacia adelante. Gracias.”

Si deseas hacer una cita puedes enviarnos un correo a formacionterapiasistemica@gmail.com

+584142755433

+34681068482

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Alma Raíces cuenta con un equipo de trabajo multidisciplinario en lo referente a Terapia Sistémica, lo cual contribuye a enriquecer los programas de formación y los talleres que dictan.

Síguenos en Instagram