Movimiento Interrumpido un paso hacia mama

El contacto con la plenitud de la naturaleza, sintiendo el amor y protección  de quienes nos acompañan, con el silencio como recurso  y sumiéndonos en nuestro interior es la mejor manera de iniciar el camino de vuelta hacia nuestra madre.

El primer paso en esta ruta para mirar, sanar y comprender el por qué es necesario este  andar lo constituye lo que en la terapia de constelaciones familiares y otras corrientes psicológicas se denomina  “movimiento interrumpido”, dos palabras de gran significado emocional cuando interiorizamos su proyección en nuestras vidas y en las vidas de quienes nos rodean.

El primer gran dolor y trauma del niño es el trabajo del parto de su madre que concluye con la primera separación de la madre y el niño. Este proceso lo denomina Bert Hellinger,  creador de las constelaciones familiares “Movimiento Interrumpido”, pues como consecuencia de este alejamiento  el hijo siente  rabia, desesperación y tristeza.

Revivir estos momentos bajo la guía y contención de expertos terapeutas es una vivencia  sanadora que nos permitirá  ampliar la mirada, a ser  más compresivos con nosotros mismos, con  nuestro sistema familiar y con nuestro entorno.

La importancia de esta terapia en armonizar  nuestros sentimientos hacia nuestra madre y nuestro padre es de tal relevancia en la vida de las personas que el Instituto “Alma Raíces”, -ubicado en el municipio Chacao, edo. Miranda-Venezuela-, lo incluye, como uno de sus puntos centrales en el Programa de Formación Internacional De Facilitadores Sistémicos En Constelaciones Familiares, que ofrece en las modalidades Presencial y On Line.

Este fin de semana un grupo de estudiantes de este centro conformado por integrantes de la VII, VIII y IX Formación vivieron y sintieron la experiencia  de recrear el momento de su nacimiento, es decir su “movimiento interrumpido”, en lo que constituyo un paso sanador, transformador cargado de emociones y mucha alegría.

Lo hicieron bajo la tutela del equipo de facilitadores de “Alma Raíces”,  rodeados de la abundancia, verdor y colores de la naturaleza  que se palpa, se siente y se respira en ese mágico lugar llamado  “Pozo de Rosas”, en Los Teques-estado Miranda.

Una experiencia personal única, inolvidable  y de reconciliación con la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Alma Raíces cuenta con un equipo de trabajo multidisciplinario en lo referente a Terapia Sistémica, lo cual contribuye a enriquecer los programas de formación y los talleres que dictan.

Síguenos en Instagram
No images found!
Try some other hashtag or username